hidratar

DIFERENCIAS ENTRE HIDRATAR Y NUTRIR


La hidratación consiste en aportar agua a la piel, por vía externa a través de la cosmética y vía interna mediante la ingesta de líquido.

Los cuidados hidratantes deben aportar a la piel sustancias que limiten la pérdida de agua de la capa córnea, y que además, capten el agua y la fijen en el interior de las células.

Por la mañana, la piel está en perfectas condiciones para asimilar cualquier producto y el beneficio para la piel es mucho mayor.

La nutrición de la piel es el proceso mediante el cual proveemos a la piel de todas las sustancias que la forman (proteínas, minerales, vitaminas, colágeno, etc.) que cumplen un papel importante en la renovación de las propias células.

¿Cuándo se debe utilizar un producto nutritivo?

Cuando por la edad, climas fríos etc. la piel  esta seca y muestra signos de falta de lípidos (tirantez, aspereza, líneas de expresión) es necesario aplicar un producto que además de aportar hidratación, compense este déficit lipídico, es decir un producto nutritivo, siendo la noche el momento ideal para la aplicación, para obtener una mayor eficacia hidratante y nutritiva.

Se aconseja aplicar la crema nutritiva después de haber limpiado adecuadamente el rostro y eliminado los restos de maquillaje o las toxinas acumuladas durante el día.

Según estudios científicos llevados acabo las cremas nutritivas tienen mayor poder aplicadas cuando no hay luz solar. Así por ejemplo, algunas cremas nutritivas poseen retinoides, químicos derivados de la vitamina A, que eliminan arrugas, y previenen el envejecimiento.

Además, hay que tener en cuenta que el sueño es un gran potenciador de las cremas, y que el descanso nocturno contribuye a la renovación celular y a la relajación de los músculos.


Aceptar

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio. Al seguir navegando por nuestra web usted acepta el uso de la tecnología de las mismas. ¿Más información?